Crisis y cambio

¿Por qué la crisis es una oportunidad? ¿Qué nos pasa cuando nos enfrentamos a una crisis?

Al comienzo, intentamos reaccionar con aquellas respuestas que nos resultan conocidas; tratamos de adaptar las conductas que ya conocemos a esta nueva situación que se nos presenta.

¿Cuándo podemos decir que estamos ante una crisis? Cuando esas respuestas aprendidas por nosotros antes, quizás durante años, no nos resultan efectivas. Cuando nada de lo que hicimos antes es aplicable ahora, porque simplemente no parece funcionar. Ese es un indicador de crisis. Entonces, por qué siempre que vemos la palabra CRISIS, aparece asociada la oportunidad de cambio? ¿Por qué se insiste en que es una oportunidad? ¿Están todos confundidos?

No es simple, se trata de aprendizaje. De aprender a crear nuevas respuestas, para que esa situación casi límite o terriblemente desestabilizante, represente luego una buena oportunidad de cambio. Es la oportunidad de que resulte transformadora. Se trata de poder generar nuevas respuestas, nuevos comportamientos, sacar de nosotros mismos nuevas herramientas con las que responder.

Y cada vez que sentimos que podemos crear nuevas estrategias, resulta tangible la posibilidad de salir fortalecidos.  Salir del círculo vicioso y empezar a recorrer un círculo virtuoso. Hay una palabra que sintetiza este proceso y es RESILIENCIA.

Se trata de, no sólo atravesar las crisis o enfrentarlas, casi como tramite que hay que resolver, sino salir transformados de las mismas. Eso es un ejercicio que debemos realizar, como un entrenamiento. No es un parche para resolver una cuestión puntual, ni una dieta milagrosa. Es un camino para pensar y pensarnos desde otra perspectiva; pararnos en un lugar distinto. Sólo haciendo cosas distintas podemos obtener resultados diferentes.

Pero esto se trata de algo más que sólo una bonita frase, se trata de que nos reconozcamos distintos y podamos observar logros, aptitudes y capacidades que antes simplemente desconocíamos, o no poseíamos. Que ese trabajo interno por buscar crear nuevas respuestas nos conduzca a una verdadera gestión de cambio.

¿En qué pensás?